ACNÉ


Herencia y el acné


Existe un factor hereditario autosómico con expresión variable ligado al cromosoma Y (el que te aporta el padre), de manera tal, que este cromosoma lleva la información que afectará a glándula sebácea y determinará la sensibilidad o no para desarrollar diferentes formas de acné.


Proceso inflamatorio asociado al acné


Influencia bacteriana: en las profundidades del folículo piloso proliferan varios gérmenes, principalmente: Cutibacterium acnes o Propionibacterium acnés, los cuales, producen diversas sustancias citotóxicas y profinflamatorias, que activan el sistema inmunológico, atrayendo células que combaten gérmenes y que al tratar de eleminarlos producen más sustancias que inducen inflamación, desencadenando la aparición de las lesiones inflamatorias típicas de acné como lo son los gránulos de pus (pústulas), pequeños nódulos que se pueden convertir en grandes nódulos e inclusive hasta quistes y son los que van a dejar marcas o cicatrices.


Inmunidad innata: La magnitud del proceso inflamatorio, es decir, que tan severo o no sea el cuadro de acné del paciente, dependerá de la inmunidad innata, que es aquella con la cual nacemos, nuestro organismo esta codificado genéticamente con ella y no sabemos quién va a generar una respuesta inmune de mayor o menor grado.



Formas de acné y clasificación


La estructura básica del acné es la formación de los comedones, los cuales pueden ser abiertos o cerrados. Los comedones abiertos, se conocen popularmente como espinillas y tienen una sustancia oscura en el centro como un tapón de queratina, siendo esto la combinación entre el sebo o grasa y la melanina oxidada. Los comedones cerrados se observan como unas lesiones pálidas de color amarillento semejante al color de la piel o más blanquecinas y no tienen un orificio de salida visible, por eso cuando se tratan de extraer queda mucho traumatismo.


Las formas inflamatorias o lesiones inflamatorias del acné son las pápulas, pueden ser pequeñas o grandes, generalmente son lesiones rojas que pueden acompañarse por un punto de pus cuando está mucho más desarrolla, inclusive en algunos casos pueden pasar a ser unas lesiones más grandes que llamamos nódulos que son como unos granos color rojo intenso a veces un poco profundas y dolorosas. En algunas circunstancias esos nódulos también pueden progresar a quistes que son las formas más severas de las lesiones típicas de acné, que son más profundos y que pueden dejar marcas de por vida cuando no son tratados en forma adecuada.


Particularmente, la clasificación de acuerdo a la presentación clínica se divide en: acné inflamatorio y acné no inflamatorio.


Dentro de las variantes del acné se encuentra:

El acné simple no inflamatorio: caracterizado por la presencia de comedores, en estos casos podemos decir que es un acné comedogénico, no inflamatorio simple grado 1, grado 2 o grado 3, dependiendo si está afectando la cara, la espalda, el pecho o alguna otra región.


El acné combinado: que puede ser pápulo-comedónico o papulo-pústuloso comedónico inflamatorio leve, moderado o severo. Y así sucesivamente se va clasificando de esa manera para poder enfocar la terapéutica de cada paciente con acné. Sin embargo, hay muchas formas de acné, existen otras que son más raras, pero éstas son las más frecuentes.

Dieta y acné


Vamos hablar sobre la dieta y el acné particularmente hay 3 tres tópicos importantes:


Los lácteos.

El gluten.

El chocolate


Estos son los tres temas más preguntados en la consulta, empezando por los lácteos.

¿La leche causa acné?


Hay mucha controversia en el mundo sobre este tema; no han encontrado una relación 100% valedera entre la presencia o empeoramiento del acné y el consumo de lácteos, sin embargo, en otras publicaciones la experiencia es el efecto negativo que pueden tener los lácteos repercutiendo en el índice glicémico; se ha demostrado los lácteos pueden contener alrededor de 60 factores diferentes de crecimiento y pueden tener halógenos tipo yodo en el pasto que consumen las vacas al igual que micronutrientes como complejo B que pueden empeorar el acné del paciente.

¿Si usted toma leche va a tener acné?


No necesariamente, pero si tiene la predisposición genética para tener acné o las condiciones para que se desarrolle puede tener un empeoramiento de esta patología . Por eso particularmente les recomiendo a mis pacientes que traten de sustituir o minimizar el consumo de lácteos, particularmente el queso es muy popular en Venezuela, ya que tenemos quesos frescos y la mayoría de las comidas rápidas como arepas, sándwich y cachapas suelen tener grandes cantidades de queso. En nuestra dieta es frecuente incluir queso en el desayuno, almuerzo y cena. De tal manera que estamos sometiendo a nuestro organismo a una alteración en el índice glicémico por el aporte de estos alimentos, que particularmente en adolescentes y adultos jóvenes con predisposición a desarrollar acné, puede empeorar esa condición. También sabemos que los lácteos pueden contener hormonas esteroideas como alfa 5- reductasa , 5 alfa testosterona que pueden estimular a la glándula sebácea y al queratinocito en el canal infundibular formando comedones.


Hay grupos que por su aislamiento en la naturaleza particularmente los indios Ache del Paraguay y los indios del Pacífico Sur no consumen lácteos, sus dietas son bastante simples ricas en verduras, pescados, hortalizas y frutas, en esas poblaciones no se ha detectado acné. También hay un caso emblemático en China, particularmente antes de la llegada de los lácteos, la apertura económica y la introducción de cadenas de fast food prácticamente la prevalencia de acné antes era muy baja; hoy en día, 20 años después se ha visto que la prevalencia de acné es similar o parecida a la que se observa en el mundo occidental en cuanto a adolescentes y adultos jóvenes.




Otra pregunta muy frecuente en consulta es:

¿Puedo comer chocolate?

Sí, pero debe ser chocolate gourmet que tenga 70 a 80% de cacao y preferiblemente sin azúcar (chocolate amargo) se pueden comer hasta 100 gr de chocolate al día. Hay estudios realizados en diferentes partes del mundo, en donde se les dio a adolescentes durante un mes chocolate en promedio de 100 a 112 gr de chocolate diario, y los resultados fueron que no hubo ninguna modificación en cuanto al comportamiento del acné ni empeoró ni mejoró. Lo que si se observa es que hay una mejoría del estado de ánimo del adolescente cuando le damos este tipo de chocolate. Las barras, con nombres comerciales muy conocidas, contienen azucares, sabores artificiales y no colocan e porcentaje de cacao, no están recomendadas ni para adolescente u otras personas.


Otro punto que entra en discusión es el consumo de gluten, hoy en día sabemos que el gluten se está comportando como una proteína pro-inflamatoria, esto se traduce, si la persona tiene una reacción inflamatoria como el acné, el consumo exagerado de gluten va a empeorarlo. Se está observado cómo afecta el consumo de cereales milenarios como el trigo o la avena en nuestro organismo, ya que este estaba acostumbrado a él gluten domesticado encontrado en las semillas de trigo, avena y cebada por los mesopotámicos hace 5000 años. Aproximadamente hace 30 años hubo una mutación genética de las semillas para lograr un de alto rendimiento por hectárea resistente a plagas y esto condicionó a una modificación a la proteína final llamada gluten. Nuestro organismo reconoce que no es el mismo gluten el cual estamos programados desde hace 5000 años y esto está induciendo reacciones inflamatorias. Si un paciente sufre de acné empeora con el aumento de ingesta de tortas, dulces, chatarra, chucherías etcétera. Si padece de alguna otra enfermedad inflamatoria, como artritis o colitis se observara que a medida que consuma más productos ricos en gluten, va a tener mayor número de crisis


El omega 3, es un importante ácido graso esencial que debemos consumir que se obtiene de pescados de agua muy fría como el salmón y también pescados azules como la sardina. El omega 3 funciona como un antiinflamatorio natural, podemos consumirlo cualquier edad y siempre efecto beneficioso.


El acné y el estrés

En un estudio realizado por Dr Toyoda y colaboradores, demuestran que hay la liberación de neuropéptidos y están relacionados con el empeoramiento del proceso acneiforme. Se sabe que el estrés emocional influye en los brotes de acné, vemos que en los pacientes en época en de exámenes, dónde están sometidos a mucha presión, empeora la forma inflamatoria del acné.


Hoy en día sabemos que la liberación de un neuropéptido especifico, llamado sustancia P es capaz de inducir a nivel de la glándula sebácea un aumento en la liberación de la misma, el aumento del sebo y de la expresión de una serie de factores como la lipasa y elementos quimiotácticos que atrae neutrófilos, linfocitos, macrófagos y una cantidad de células inflamatorias tratando de destruir el propionibacterus acnés. La comunicación entre el cerebro y la piel se va a dar a través de la sustancia P, que es un neurotransmisor que se induce por el estrés.


Acné en el recién nacido

Hay una forma de acné poco frecuente que se presenta en el recién nacido, llamado acné infantil. En esta primera etapa que comprende los primeros 30 días de vida también se le conoce como pustulosis cefálica neonatal. Es una expresión del efecto de la transmisión de las hormonas sexuales maternas, principalmente estrógenos, que activan las glándulas sebáceas que están presentes en el recién nacido. Al pasar el mes, el organismo del bebé va depurando la carga de hormonal materna suministrada y va mejorando el acné y desaparece. Es muy raro que los niños desde la lactancia hasta el desarrollo puedan tener lesiones de acné posteriores, cuando se presenta estos casos antes de la pubertad deben ser evaluados por el dermatólogo y por el Endocrinólogo Pediatra buscando algún tipo de alteración hormonal como pubertad precoz o una hiperplasia suprarrenal congénita. No debemos preocuparnos por el acné del recién nacido, se debe llevar al pediatra, la mayoría de ellos lo manejan, si no por dermatólogos pediatras. Y normalmente no deja ningún tipo de secuela

Tratamiento: es multifactorial, por lo que debe de existir un equilibrio y cumplirse cada una de las putas para poder alcanzar el éxito terapéutico, las cuales son:


Dieta: evitar al máximo los lácteos, el gluten, las grasas, chatarra y chucherías.


Tratamiento tópico: es el que el paciente debe cumplir en el hogar y consiste en utilizar un jabón dermolimpiador adecuado, acompañado una combinación de antibióticos tópicos, para así controlar la proliferación bacteriana, como lo es el peróxido de benzoilo con clindamicina, peróxido de benzoilo con eritromicina, peróxido de benzoilo con adapaleno o con algún derivado de la vitamina ácida, retinoide o el acido azelaico.


Tratamiento sistémico (si se justifica): en los pacientes que tienen lesiones inflamatorias, podemos tener varias alternativas:

● Antibióticos vía oral: tetraciclinas (son las más utilizadas)

● Retinoides vía oral: isotretinoina

● Anticonceptivos orales y/o antiandrógenos en la mujer: si se detecta que hay ovarios poliquísticos o alguna condición endocrinológica.


Tratamiento en consultorio: el tratamiento puede variar desde la cabina cosmética francesa clásica en dónde se hace previa asepsia y antisepsia la extracción de los comedones y las limpiezas profundas, las cuales pueden ser complementadas con procedimientos como la microdermoabrasión, luz intensa pulsada, terapia fotodinámica o luz LED en frecuencia de luz azul.


Otros tratamientos son los peelings químicos, por ejemplo el de ácido salicílico, ácido retinóico y ácido tricloroacético, los cuales según el caso se utilizan en fases agudas para disminuir y controlar el proceso inflamatorio, como mantenimiento para mejorar y eliminar el aspecto de las cicatrices.


También contamos con la disponibilidad para la utilización de tecnología láser particularmente el Nd yag o el CO2 fraccionado para tratar cicatrices profundas.


De tal manera que tenemos múltiples opciones terapéuticas, las cuales deben ser indicadas bajo el criterio del médico dermatólogo, según considere necesario, individualizando el caso del paciente y realizados por personas con experiencia y formación en el área.

En la dermatología, no todo se centra en el tema acné y melanoma, aunque le damos muchísima importancia, igual tenemos muchas patologías y enfermedades que aquejan a la piel que estaremos desarrollándolo a lo largo de los siguientes meses. En este mes de junio hablaremos sobre el acné principalmente, también acerca del vitíligo debido a que el día 25 de junio es el Día Mundial. También hablaremos de otros tópicos de importancia como rosácea, eccemas, urticaria, Liquen plano, pitiriasis Alba, pitiriasis versicolor, la pitiriasis rosada, la psoriasis, qué es muy importante como una de las enfermedades características manejada siempre por el dermatólogo, las pupuras, los habones y las enfermedades vesículo ampollares. Tendremos un año muy interesante de información para todos nuestros pacientes en dermatología.





#acné #dermatologia #medicina

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Vitíligo